Saltar al contenido
Astrología.wiki

La Luna

la luna en astrología

La Luna es en la astronomía un satélite de la Tierra, por lo que es de lógica que influye mucho con su campo gravitacional en ella, de hecho es algo científicamente demostrado.

De igual manera en la Astrología, la Luna es de suma importancia. Esto se debe a que impacta en el individuo y en su inconsciente de manera brutal, ya que principalmente de lo que nos va a hablar la Luna es de eso, del inconsciente.

En Astrología hablaremos de la Luna como planeta a un nivel simbólico. La Luna tarda unos 28/29 días en recorrer la órbita alrededor del Sol.

Por este motivo la Luna cambia de signo cada 2 días y medio aproximadamente. La Luna es el segundo planeta que nos encontramos en el orden astrológico.

La velocidad diaria es de 13º 58’ más o menos, y es un planeta que desde el punto de vista astrológico nunca veremos retrogradando. Su diámetro es de unos 1.738 km.

Significado del símbolo astrológico de la Luna

El símbolo astrológico de la Luna es un semicírculo “pasivo”, o sea un semicírculo hacia la izquierda. Aquí vemos como el principio astrológico de la Luna de la receptividad de los sentimientos y las emociones se manifiesta en su símbolo.

simbolo astrologico luna

La Luna en la Mitología

Partiendo de la lógica, la Luna tiene una órbita rápida, “cambia de signo” cada dos días. De esta manera podemos decir que es un planeta “cambiante”, que tiene múltiples caras.

De hecho, las caras de la Luna es algo que siempre ha fascinado al hombre desde la antigüedad. La Luna es un cuerpo celeste receptivo, que recibe la luz del Sol y la proyecta, por ese motivo a través de los años y culturas, se ha dado distintos nombres o correspondencias a la Luna, por ese principio cambiante.

En la carta natal encontraremos a personas con Lunas más cariñosas y serenas y a otras con Lunas más crueles y directas.

De la misma manera en los escritos encontraremos que a veces asociarán a la Luna con Artemisa, y otras con Hécate, Selene, María Magdalena o la Virgen María, entre otras. A sus múltiples caras se le atribuyen múltiples nombres en la mitología.

Características astrológicas de la Luna

La Luna es un planeta de naturaleza femenina, polaridad negativa- pasiva y fría-húmeda. En la carta natal allí donde tengamos la Luna, será el área en el que vivamos más cambios emocionales, donde nuestro instinto saltará a la palestra más veces, donde nos afectarán más las situaciones que vivamos y el lugar donde vamos a refugiarnos cada vez que nos sintamos amenazados.

A su vez, el signo en el que se encuentre nos mostrará de qué manera vivimos nuestras emociones, de qué manera vivimos los cambios, si nos cuesta mucho o poco aceptarlos. La situación de la Luna por signo y casa en nuestra carta natal nos mostrará de qué manera vivimos las fluctuaciones de la vida y dónde hay más posibilidad de vivir esos cambios.

La Luna en la carta natal también nos habla de nuestros ritmos internos, de lo que necesitamos y deseamos, pero que tan sólo es una proyección, con el Sol lo conseguimos, con la Luna lo deseamos y proyectamos, nos cuesta más manejar la energía porque la Luna trabaja a nivel inconsciente.

El signo donde se encuentre la Luna nos hablará de cuánta receptividad tenemos y de a qué cosas, situaciones y energía somos más receptivos. A su vez la posición de la Luna por casas también nos hablará de esta receptividad.

Una persona que tenga a la Luna bien aspectada y que sea su regente natal o la tenga dominante, la podremos ver como alguien que goza de mucha imaginación, que tiene mucha intuición y es muy sensible, además de receptiva. También son personas que presumen de buena memoria a nivel general.

Por el contrario, una Luna mal aspectada y además que sea dominante en el tema natal, puede dar lugar a personas que tienden a perderse en sus sueños, a las que les cuesta tomar decisiones, que no son constantes a la hora de conseguir sus deseos o en sus relaciones y que tienden a ser demasiado pasivas.

Cuando la tenemos en el Ascendente da como característica física un cuerpo redondeado o la cara redondita, la piel pálida, y piel grasa, con ojos grandes y labios más gruesos.

Asociaciones de la Luna

La Luna rige al signo de Cáncer y tiene afinidad con la casa 7 según el orden Caldeo, que responde a las velocidades de los planetas. Tiene su lógica ya que con la Luna es cómo nos relacionamos con el otro, y el otro es la casa 7.

Al ser la que mueve nuestros sentimientos y emociones y ser la 7 la casa del matrimonio y con quien formamos de nuevo una nueva familia consumando la fertilidad dada y regida por ella, pues es lógico pensar que tenga dominio y se encuentre a gusto en esta casa.

Hay astrólogos que atribuyen también cierta afinidad con la casa 4, aunque esta casa siempre ha sido más afín al Sol que a la Luna siguiendo el orden Caldeo. La Luna en el orden caldeo rige el complemento emocional, que viene dado principalmente por la pareja.

Tiene correspondencia con el metal de la plata. Se le asocia con el útero, con los ovarios, con el estómago y el esófago, el ojo izquierdo y las mamas, además de los fluidos y las secreciones en general del organismo.

A la Luna se le asocia con el pueblo, también con la familia, el hogar, la madre, la esposa, el sexo femenino en general, la fertilidad, la maternidad, las personas famosas, los empleos públicos, también rige el sentido del humor, la infancia, la noche, el instinto.

La Luna a través de las casas astrológicas

La luna en los signos