Saltar al contenido
Astrología.wiki

Las Casas Astrológicas

las casas del zodiaco

Las casas astrológicas simbolizan a los campos o áreas de experiencia en la vida real del nativo. Cada una de ellas nos habla de cómo funciona la persona y desempeña los asuntos de dicha casa, ya sea en las relaciones amorosas, el trabajo, la economía, etc.

Hay 12 casas astrológicas, al igual que 12 signos del zodíaco y según algunos astrólogos modernos, cada una de ellas es análoga a cada signo del zodíaco. Depende del sistema de domificación que se utilice, las casas pueden llegar variar en su amplitud o estrechez, ya que hay varios modos de calcular las cúspides de las casas de la carta natal, dependiendo de distintos autores.

Los cálculos de la casa se basan en la hora exacta de nacimiento.

Tipos de casas astrológicas

Enfatizar el tipo de casa que contiene planetas en una carta natal ayuda a ver la carta como un todo. Una manera familiar de definir las casas es separarlas en las clasificaciones de angulares, sucedentes y cadentes.

  • Las casas angulares: estas casas son casas activas y son las que tienen más impacto en la estructura de la vida. La palabra clave para este tipo de casas es la Acción. Son la casa 1, la casa 4, la casas 7 y la casa 10.
  • Las casas sucedentes: estas casas están asociadas a los deseos individuales y a las áreas de la vida qué queremos controlar y consolidar. La palabra clave para este tipo es seguridad. Estas son las casas 2, casa 5, casa 8 y casa 11.
  • Las casas de cadentes: estas casas son las áreas de más movimiento. En estas casas hay intercambios y cambios, pero nada permanece, son las áreas de los pensamientos y de los viajes o movimientos, ya sean físicos o mentales. La palabra clave para estas casas es aprendizaje. Estas son las casas 3, casa 6, casa 9 y casa 12.

La progresión de las casas de angulares a sucedentes y cadentes y viceversa simboliza el flujo de la experiencia de vida: actuamos, consolidamos los resultados de nuestras acciones para ganar seguridad, aprendemos de lo que hemos hecho y tomamos conciencia de lo que queda por hacer; y por lo tanto, actuamos de nuevo.

Así, una persona que tenga un fuerte énfasis en uno de estos tres tipos de casas por posiciones planetarias de  nacimiento invariablemente verterá mucha energía y experimentará muchos desafíos relacionados con la acción, la seguridad o el aprendizaje en su vida y en el área que toque por casa.

Clasificación de las casas por elementos

Las casas también se pueden dividir en grupos de tres, dependiendo del elemento de los signos asociados a ese grupo de casas. Las frases clave y las directrices para entender a estos grupos son las siguientes que a continuación detallamos.

Existe la trinidad de la vida, asociada a las casas de fuego, la trinidad de la riqueza, asociada a las casas de tierra, la trinidad de las relaciones, asociada a las casas de aire y la trinidad del espíritu, asociada a las casas de agua.

Trinidad de la vida en las casas 1 – 5 – 9

Las casas análogas a los signos de fuego comprende una de cada modalidad, angular, cadente y sucedente. En estas casas se ve cuál es la actitud que tenemos frente a la vida, además de que una de ellas es la propia experiencia de estar vivo (casa 1).

En ellas entramos respirando, viviendo, derramando energía al mundo y mostrando las aspiraciones que tenemos y que nos motivan día a día.

Quien tiene énfasis planetario en alguna de estas casas, vivirá con entusiasmo su día a día, disfrutando de estar vivo. Son personas con fe, con confianza, además tienen y viven con la necesidad de ver un efecto en su entorno inmediato por la propia manera de ser que tienen. Son vitales y les gusta vibrar para los demás.

La persona se experimenta a sí misma al proyectar sus sueños en el mundo y verlos manifestados como realidad. Los planetas en casas de fuego afectan la actitud hacia la vida misma y todo el sentido de fe y confianza en sí mismo de la persona.

La palabra clave que resume el significado esencial las casas de fuego es Identidad; pues nuestro sentido de identidad, nuestro sentido de ser, determina nuestra actitud hacia la vida en general.

Trinidad de la riqueza en las casas 2 – 6 – 10

En las casas de tierra vivimos la vida a través de nuestras necesidades, aquí vemos o sentimos las carencias que nos encontramos en el día a día. Todo aquel que tiene planetas en alguna de estas casas, tiene la facilidad de tratar con estas áreas o identificarlas mejor. Así, identificando el potencial se puede sacar todo el jugo a los recursos que necesitamos.

Quien tiene énfasis de planetas en estas casas, las áreas de trabajo en pro de la mejora de la vida material, se vive con intensidad. Estas son las casas en las que se hace, se construye, se logran los objetivos y se adquieren habilidades y valores para conseguir una estabilidad en lo económico, laboral y social.

Son casas en las que se trabaja la practicidad, el anhelo de seguridad es lo que más podemos ver en las personas que tienen muchos planetas aquí. Necesitan establecer unas bases sólidas en su vida para tener cubiertas las necesidades básicas.

Los nativos con énfasis de planetas en estas casas se experimenta a ella misma a través del trabajo diario y en su puesto laboral, a través de los logros materiales.

Las personas que tienen planetas en las casas de tierra, son personas que están inclinadas hacia la vocación, las ambiciones profesionales y la capacidad de producir resultados efectivos. La palabra clave para estas casas es material, ya que las casas de tierra se ocupan principalmente de las preocupaciones del mundo material.

Trinidad de las relaciones en las casas 3 – 7 – 11

Estas casas están asociadas no sólo a los contactos y relaciones sociales de todo tipo, sino también a todos los conceptos mentales que tenemos individualmente. La persona que tiene énfasis en estas casas vive mayormente en la esfera de la mente y de las relaciones.

La persona se experimenta a sí misma más inmediatamente a través de un sentido de comprensión mutua con los demás y a través de descubrir y expresar la realidad y la importancia de ideas o teorías específicas.

Los planetas en las casas del aire afectan los intereses del individuo, las asociaciones, el modo de expresión verbal y la vida social. Las palabras clave para las casas del aire son social e intelectual.

Trinidad del espíritu en las casas 4 – 8 – 12

Todas estas casas tratan con todo lo que tiene que ver con el pasado, con las respuestas condicionadas que ahora son instintivas y con todo lo que opera a través de las emociones.

Los planetas en estas casas muestran lo que está sucediendo en los niveles subconscientes e indican el proceso de la conciencia del juego a través de la asimilación de la esencia del pasado.

La persona con un énfasis en estas casas vive mucho en los sentimientos y tienden a recordad sus años más profundos. Las necesidades emocionales y del alma dominan gran parte de la actividad vital y del gasto energético de la persona.

Los planetas en las casas de agua afectan la predisposición emocional del individuo, cómo se las arregla para satisfacer sus necesidades privadas y enfrentar sus sentimientos obsesivos, y hasta qué punto la persona vive de manera privada o en la vida interior. Las palabras clave para las casas de agua son la emoción del alma.

Significado general de todas las casas

Casa 1, el Ascendente y la personalidad

Junto con el Sol y la Luna, el ascendente es uno de los factores individuales más importantes en un horóscopo. El letrero al principio de la primera casa nos dice mucho sobre la personalidad, el temperamento y la constitución de alguien.

Tipifica nuestra reacción inmediata e instintiva y muestra cómo nos presentamos ante el mundo. El planeta que gobierna el signo ascendente es de particular importancia para la interpretación.

Casa 2, los valores y las posesiones

La segunda casa y sus ocupantes nos hablan de las circunstancias materiales, del impulso adquisitivo y de cómo tratamos con las posesiones y los medios materiales. Esto incluye la relación con nuestro propio cuerpo.

Casa 3, la comunicación

La tercera casa y los planetas que la ocupan nos hablan de nuestros hermanos, de la manera en que nos comunicamos a nivel cotidiano y de las relaciones que determinan nuestra vida diaria.

Casa 4, las raíces y de dónde venimos

Esta casa describe nuestros orígenes, el hogar paterno y las circunstancias que influyen en la infancia y la juventud. Describe cómo nos relacionamos con la «familia», nuestra actitud hacia «el hogar y el hogar». La imagen del padre y la relación con el padre real también se encuentran aquí.

Casa 5, el placer, los amores y la creatividad

La sexualidad y el erotismo están en casa aquí, junto con el juego en general y todo tipo de expresión creativa. Esta casa también describe cómo nos relacionamos con los niños, el placer y la diversión simple.

Casa 6, la rutina y el trabajo

La sexta casa describe las circunstancias que nos rodean en nuestra vida diaria, incluyendo el ambiente de trabajo y la rutina diaria. Esto incluye nuestro comportamiento hacia los subordinados.

La higiene y el cuidado corporal también pertenecen a este ámbito, así como las tendencias a ciertas enfermedades adquiridas.

Casa 7, las relaciones amorosas y asociaciones

El signo descendiente y los planetas que ocupan la séptima casa nos dicen cómo seleccionamos a nuestros socios y describen las asociaciones y relaciones que buscamos. A menudo nos sentimos atraídos involuntariamente por personas cuyos horóscopos llevan un fuerte énfasis del signo en nuestra séptima casa.

Casa 8, las pérdidas y la economía compartida

La octava casa muestra cómo nos relacionamos con los bienes comunes y cómo tratamos con las pérdidas materiales. Los impuestos que se nos imponen cada año son un buen ejemplo de ello y demuestran la estrecha relación que existe entre estos ámbitos.

La astrología tradicional sostiene que esta casa tiene una afinidad con la muerte y todas las cosas metafísicas. La muerte sería entonces la última pérdida material. Entre otras cosas, el estudio de la metafísica puede ser una forma muy diferenciada de tratar esta pérdida, que inevitablemente nos llega a todos.

Casa 9, los países lejanos, la filosofía y los viajes astrales

La novena casa describe nuestra inclinación espiritual, nuestra filosofía de vida y nuestra visión del mundo. De hecho, éstos suelen estar influenciados por los viajes a países extranjeros. Las actitudes cultivadas y formadas en esta casa pueden influir mucho en los asuntos del día 10.

Casa 10, el Medio Cielo, la ocupación y las llamadas

Esta casa es de particular importancia, ya que no sólo afecta a nuestra elección de profesión y a nuestro sentido de vocación, sino que también influye en nuestro desarrollo general, en lo que nos convertimos.

Esto continúa a lo largo de nuestras vidas. Según la tradición, así como la experiencia más reciente, esta casa describe la imagen de la madre y la relación con la madre real.

Casa 11, las esperanzas, los amigos y conocidos

La undécima casa describe cómo nos relacionamos con amigos, bienhechores y maestros, personas que nos desean lo mejor o de quienes podemos aprender. También nos muestra en estos roles. Esta casa muestra cómo nos relacionamos con la sociedad en la que vivimos.

Casa 12, todo lo que no se puede ver ni tocar

Esta casa representa aquellas esferas de la vida en las que el individuo ya no desempeña un papel, en las que retrocedemos por un todo mayor o nos perdemos en uno. La astrología tradicional ve hospitales, prisiones e instituciones psiquiátricas en esta casa. También está asociado con monasterios y otros retiros.

Las 12 casas astrales

Las casas en los 12 signos del zodiaco