Saltar al contenido
Astrología.wiki

Júpiter en Casa 4

jupiter en casa cuatro

Aquellos con Júpiter en la 4ª casa poseen un sentido interior de alegría, júbilo y felicidad, especialmente en la vida hogareña, donde está ocurriendo mucha búsqueda, vagabundeo y búsqueda interior.

Las profundidades internas del individuo revelan un alma generosa, especialmente cuando se trata de la familia y podría haber un gran grupo de personas que residen en casa para compartir toda la diversión, pero la persona también puede expresar al arquero a través de temas espirituales, religiosos e intuitivos en su vida privada.

Podría ser un lugar al que le gusta retirarse para reflexionar sobre el significado de la vida, y a menudo la seguridad viene de saber que la vida tiene sentido. En astrología, Júpiter gobierna el bien mayor, y a menudo se defiende contra la amenaza del sinsentido.

Cuando Júpiter está en la cuarta casa, la persona puede sentirse más cerca de Dios, o sentir una sensación de bondad cuando está más cerca de casa.

Júpiter, gobierna sobre la fe interior del individuo, maravilla, y a menudo se piensa que sólo los sabios o la gente sabia podrían desbloquear el conocimiento que conduce al individuo hacia este sentido de significado.

Por lo general nunca toma una pregunta, pero muchas personas han escrito incontables libros con estas grandes preguntas sobre la vida y su significado.

Júpiter en la 4ª casa a menudo sugiere una rica ascendencia, un fondo colorido y una buena familia; también puede indicar parientes en el extranjero. La casa en sí puede ser grande y necesitará un espacio de sensación, libertad y espacio para crecer en el lugar de residencia.

Por lo general, se muestra una gran hospitalidad en casa y se puede poner una gran cantidad de valor en sus raíces, con la sensación de la infancia como una gran aventura en la que la persona se le permitía vagar mucho, y había una gran cantidad de diversión.

La persona puede haber sentido mucha positividad por parte de los padres, que eran alentadores y entusiastas; quizás eran educadores o compartían conocimientos con el niño. También en el hogar el individuo puede estar rodeado de objetos culturales y de muchos libros; a menudo es un lugar de gran estudio, con habitaciones enormes.

La casa a veces tiene una sensación de estar por encima de la media, llena de lujos, y a veces la vivienda es fácil, pueden ser afortunados de que se les ofrezca el lugar que él o ella está viviendo actualmente.

La persona puede disfrutar de su ciudad y tiende a encontrar exactamente lo que quiere. La casa puede ser un lugar para la enseñanza, la tutoría, o tal vez la persona puede vivir en otro país.

El padre puede haber estado en la religión, o posee una actitud generosa, positiva, generosa y generosa en el hogar; y puede haber viajado mucho.

El padre puede haberle mostrado al individuo la amplitud y profundidad del mundo, abriendo sus ojos de par en par a la abundancia de la vida misma, y su línea familiar puede ser multicultural.

También puede haber animado al niño a leer extensamente, viajar, ver lo que la vida ofrece más allá de las cuatro paredes de la propia morada. Las peores características de un padre jupiteriano son que nunca está en casa, que es indulgente consigo mismo, que tiene muchas aventuras amorosas y que tiene un mal carácter, que domina la casa.

La décima casa se ocupa del mundo exterior y de la carrera, mientras que la cuarta casa se ocupa de las profundidades interiores de la persona, de nuestra pre-conciencia del arraigo y del bienestar del individuo y se ocupa principalmente de la interioridad del alma.

Se polariza con Capricornio y Cáncer gobernando sobre las casas 4ª y 10ª y el yo adulto oculta las profundidades internas, vulnerables y ocultas. La 4ª casa y sus vínculos con la Luna dominando sobre los recuerdos, los misterios y una conexión más profunda con el ser interior, gobernando sobre la piscina de experiencias tempranas.

Con Júpiter en la 4ª casa la persona está viajando a esas profundidades del mundo interior, la fuerza instintiva, el yo inconsciente y el sentido de pertenencia conectándose con su verdad interior. El tipo establece una base intelectual y una visión moral y existe una confianza natural, encontrando el éxito lo más cerca posible de casa.

El hogar no está destinado a ser estrecho, tiene que haber crecimiento, expansión y sentido de riqueza espiritual y la mayoría de los planetas de la 4ª casa, pertenecen a la parte subterránea de la personalidad y tienen una tendencia a elevarse a la superficie inesperadamente y, a menudo, una sensación interior de alegría y felicidad subyace a la salida repentina del individuo. Con ello viene a menudo una gran naturaleza compasiva, el sentido de la intuición interior y el sentimiento de bondad.

Esta colocación puede indicar beneficios que vienen a través de la línea familiar, algunos astrólogos lo llaman el «nacer con una cuchara de plata en la boca» ya que la colocación le confiere todos los grandes beneficios y Zeus/Júpiter en la mitología fue también el gran protector. Podría indicar familia acomodada, las comodidades del hogar, y puede indicar antepasados famosos.

A veces la familia es menos práctica y más espontánea con las vacaciones en el extranjero, y el gasto de juergas, hay realmente multitud de maneras en que Júpiter puede expresarse a través de la cuarta, pero en general hay buena voluntad expresada hacia la comunidad y el sentido de que el individuo crece mejor plantado en el hogar, conectado con su ser interior, y la familia.

Tienes un fuerte instinto que tiende a guiarte, especialmente a nivel profesional. Fácilmente haces conexiones cálidas con otros, particularmente valorando a su familia y a sus seres queridos cercanos. Se espera que la vejez sea agradable y gratificante.

La moral fuerte se reforzó en tu infancia. Sueñas con una casa grande o espaciosa y por lo general la logrará. Es probable que sientas que «la felicidad es tu hogar».

Júpiter en las demás casas astrológicas

Júpiter en los signos