Saltar al contenido
Astrología.wiki

Retomando los inicios

En plena ebullición de la pandemia del milenio, aquí estoy, decidiendo retomar algo que antes me gustaba mucho, escribir y exteriorizar aquello que creo que es importante y que puede ser de ayuda a los demás.

La escritura, el estudio de la ciencia, el Tarot, el lenguaje sagrado y la Astrología, es algo que siempre me ha fascinado.

De hecho he trabajado para algunos portales, incluyendo uno de mi propia autoría el cual ya dejó de existir. Ese fue Lindanita.

Ahora no, ya estamos en otra cosa, en otros años, con otras historias y con más seriedad, por qué no decirlo, o mejor dicho, por qué no escribirlo.

Ahora es el momento, en pleno inicio del cambio, en pleno inicio del confinamiento (aunque llevamos ya 28 días), cuando más incertidumbre hay, y después de atravesar por uno de los momentos más difíciles emocionalmente de mi vida, es cuando más ganas tengo de retomar la escritura. Cuando más ganas tengo de tener mi rincón.

Lo que estamos viviendo es de locos, ya lo hablaba con una amiga y con bastantes allegados.

El mundo Orwelliano ha empezado a tocar nuestras puertas y al igual que el COVID, ha venido para quedarse, siendo lamentablemente este último, la punta del iceberg.

No es curioso (y era de esperar) que este cambio social-económico, ya lo viniésemos intuyendo los astrólogos desde hace años. Como le dije a una familiar mía anteayer, todo lo que es arriba, es abajo. Esto es indudable y todo se manifiesta queramos o no en nuestras vidas (creamos o no, según los escépticos).

Como cada 240 años, el gran cambio social y económico mundial que nos trae la conjunción de Saturno junto a Júpiter al cambio de triplicidad, nos crea un sismo sin precedentes.

Aunque nos parezca subrrealista, el mundo tal y como lo conocíamos hace unas 4 semanas, no volverá hasta que pasen dos años, y aún así, la normalidad adquirirá otro matiz más frío.

La pandemia ha comenzado a engrasar las ruedas del engranaje, para pronto poner en marcha el gran cambio e ir tomando cierta velocidad estable.

Pobre de aquel que piense que esto va a acabar en unos meses, si quizás dentro de unos años. El COVID, es tan sólo la punta del Iceberg.

Lo que viene, eso sí que va a ser un gran tsunami, sobre todo a partir del 7 de diciembre de 2020. El mundo tal y como lo conocíamos hace unas semanas ya no volverá.

Todas las costumbres, tradiciones, creencias quedarán totalmente cambiadas, abolidas, destruidas y renovadas. Y sobre todo, la hiper vigilancia estará más que nunca justificada, ahora.

¿Es de locos pensar que todo esto está orquestado verdad? Después de todo, quizá los locos, no estábamos tan locos. Aunque a día de hoy, la realidad nos supere a las expectativas.

¡Bienvenidos a 1984!