Saltar al contenido
Astrología.wiki

Saturno en Casa 11

saturno en casa once

El individuo con Saturno en la casa once puede sentir un mundo de cristal lejos de los demás, atrapado en un acuario eléctrico con ADN de otro mundo. Su separación de la sociedad en general es autoinducida y las conexiones íntimas con amigos y asociados pueden resultar difíciles y restringidas.

Incluso si se encuentra entre la multitud en medio de una ola de charlas sociales, su sensación de aislamiento se manifiesta a través de las ansiedades sociales, la timidez o el rechazo total de las tendencias dominantes.

El elemento llamativo de esta colocación es la propia percepción del individuo que se aleja tanto de la vista pública de él. Tienden a ser individuos bastante bien recibidos, enigmáticos y encantadores.

La gente típicamente se asolea en su presencia y espera con ansias escuchar sus interesantes percepciones y rachas de sabiduría, a pesar de sus reservas. La gente de Saturno encuentra una mayor facilidad con interacciones 1:1 en lugar de actividades en grupos grandes.

Saturno en la undécima casa se relaciona con la alta moralidad social, una profunda devoción a las causas sociales y la necesidad de mantener medidas conservadoras. El individuo busca amistades profundas y significativas y puede participar en actividades fuera del centro o en grupos excéntricos.

Puede que se niegue a leer lo que todos los demás están leyendo, o a ver lo que todos los demás están viendo. Su sentido de sí mismo es importante y pasa su vida conservando su individualidad y expresión únicas.

Puede desaparecer de la escena social durante días o incluso semanas y evitar el contacto interpersonal entretenido hasta que esté listo. Le gusta mucho su privacidad.

El individuo es probablemente vago o reticente en torno a aquellos que considera aburridos o superficiales. Algunas personas sólo pueden exagerar su sentido de aislamiento. Y puede ser que inunde su calendario social en busca de pertenencia o para escapar de su propia mente.

Aunque puede estar rodeado de un grupo de amigos adoradores, su sensación de soledad puede llegar a ser abrumadora. Su círculo interior es probablemente pequeño y sus pensamientos privados se revelan a unos pocos muy cercanos y elegidos.

Las personas que lo conocen mejor pueden conocer un fragmento completamente diferente del individuo.

Saturno puede ser atraído por la guía y los consejos de las personas mayores, y disfrutar siguiendo las historias de éxito y escribiendo su propio capítulo nuevo en el libro. Puede que sueñe con la utopía pero proteja su idealismo por miedo o negatividad.

Es probable que el individuo atraiga a personas altruistas, influyentes y orgullosas que proporcionan caminos exitosos, mentores y redes doradas.

Se apoya en las plataformas estructurales de la sociedad para el movimiento y busca diseñar construcciones sociales que promuevan la unidad. Porque Saturno representa nuestro potencial humano más trascendente; su ubicación en la undécima casa se relaciona con la presencia pública, la canonización, la inmortalidad social.

Puede llegar a ser una figura pública conocida o inmortalizado. Saturno en la casa once encuentra que sus aspiraciones y amistades dibujan cerezas del mismo árbol. Buscan la magia más profunda en cada individuo, en lugar de a través de las lentes de su grupo social, y encuentran las riquezas místicas en cada alma.

Las relaciones uno a uno son una séptima función de la casa. La undécima casa es mejor entendida como una que gobierna las relaciones uno a muchos de un individuo. Esto implica su relación con amigos, familiares y la organización para la que trabaja, y así sucesivamente.

Saturno en la casa once por lo tanto trabaja de la misma manera que en la séptima (lea Saturno en la séptima), excepto que la naturaleza de las relaciones son diferentes.

Es posible que le resulte tedioso socializar y prefiera estar solo. Muchas personas con esta posición sienten cierto desprecio por el funcionamiento superficial de las amistades casuales y del grupo, es decir, se sienten incómodas y avergonzadas de «seguir los movimientos», hacer y decir las cosas correctas, y así sucesivamente.

En la raíz de esta percepción, puede haber un temor de fracaso en un grupo.

Puede ser más fácil recurrir a, y enorgullecerse demasiado de, su singularidad como individuo en lugar de someterse a la idea de que pertenece y se identifica con un grupo. Puede ser el miedo a ser «ordinario» o sólo una parte de la multitud lo que le impide relajarse en situaciones sociales.

El hecho de que te tomes las amistades más en serio que la mayoría puede darte un fuerte sentido de responsabilidad y renuencia a formar lazos, como si de alguna manera sintieras que formarlas te agobiará o te obligará demasiado.

Estar solo puede parecer un mejor uso de su tiempo. Ten cuidado con esto. El resultado puede ser una sensación profundamente arraigada de soledad y separación. Tómese su tiempo para personalizar sus interacciones sociales.

Ya que la actividad en grupo le resulta incómoda, desarrolle algunos buenos amigos con los que pueda pasar el rato. Tienes más capacidad que la mayoría para ser un amigo leal y de larga data! Más allá de las amistades y los grupos, la undécima casa está asociada con nuestras metas, esperanzas y sueños a largo plazo.

Saturno aquí puede hacer que seas tan reacio a comprometerte en cualquier camino de vida, y a articular o definir tus deseos más íntimos, como lo eres a unirte a una identidad de grupo. Es como si hacerlo fuera demasiado vinculante y revelador.

Cuando aprendas a identificar y superar tu miedo al fracaso, descubrirás que este miedo ha sido lo único que te ha impedido definir y trabajar hacia tus sueños.

Saturno en las demás casas astrológicas

Saturno en los signos